La importancia de una oficina libre de bacterias

La importancia de una oficina libre de bacterias

Tras varios meses de confinamiento, la vuelta a la oficina y a los espacios de trabajo están haciendo que las empresas se enfrenten a la necesidad de garantizar la salud de sus trabajadores. Para ello, es muy importante estar concienciados de que la limpieza y la higiene son fundamentales y uno de los aspectos a tener en cuenta es el nivel de contaminación en el ambiente. Y es que la OMS lleva años advirtiendo sobre la calidad del aire y los efectos negativos para la salud (alergias, epidemias, enfermedades asmáticas..); pero ahora se le suma el Covid-19 y el riesgo es mayor.
Pasamos la gran parte de nuestro tiempo en los centros de trabajo, centros que son espacios cerrados y están más contaminados que el exterior. Por lo cual, los expertos resaltan como vital, la importancia de cuidar el aire que respiramos, ya que nuestro cuerpo se alimenta de él gracias a su gran cantidad de energía y oxígeno.

¿CÓMO NOS AFECTA LA CALIDAD DEL AIRE?

La ventilación insuficiente en una oficina o espacio de trabajo cerrado, produce un aumento en la concentración de dióxido de carbono (Co2); esto hace que disminuya el bienestar y la productividad de las personas que se encuentran en él.
Un estudio de La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos indica que la calefacción, ventilación y el aire acondicionado (HVAC) representan alrededor del 42% de los costos totales de energía de un edificio de oficinas.
Según un estudio de World Green Building Council las oficinas que tienen unos niveles de COV (Compuestos volátiles orgánicos) y C02 bajos, así como una ventilación efectiva, aumentan hasta un 101% la función cognitiva personal. Por lo que, existe una relación estrecha entre la calidad de la ventilación y la función cognitiva de los trabajadores.
En términos generales, hay que tener en cuenta que, por lo tanto, una baja calidad del aire en nuestro puesto de trabajo puede crear un impacto económico negativo en la propia compañía.

¿QUÉ MEDIDAS DE HIGIENE TENEMOS QUE EMPLEAR?

Es necesario reforzar la limpieza de nuestros equipos y superficies que se tocan constantemente; también todas las zonas utilizadas por los compañeros; como baños, salas de juntas o zonas de comedor; con los productos de higiene correspondientes. Es fundamental disponer del jabón adecuado, alcohol o soluciones hidrológicas.
Disponer de carteles informativos sobre la importancia del lavado de manos y la higiene respiratoria (toser y estornudar) y recordarles a todos los trabajadores las instrucciones sobre el uso y mantenimiento correctos de todos los ERP (guantes y mascarillas cuando la distancia de seguridad no existe)

¿CÓMO AYUDAR A RESPIRAR UN AIRE LIMPIO EN LA OFICINA?

Uno de los sistemas más innovadores que se utilizan son los purificadores de aire. Una solución que consiste en eliminar los elementos contaminantes que se encuentran en suspensión, como son los tóxicos.
¿En qué nos benefician los purificadores del aire?
* Rebajan la tensión y el estrés
* Generan un aumento de la energía física y la claridad mental, al reducirse los niveles de C02 de la sangre.
* Estimulan el sistema inmunológico
* Aumentan la capacidad de concentración.

Como consecuencia de lo expreso, es sumamente importante tener los espacios de trabajo climatizados; apostando por la calidad del aire, ya que nuestra salud depende en gran parte del ambiente en el que vivimos.
Garanticemos nuestro trabajo de la manera más sana, porque respirando aire puro no solo preservamos nuestra salud, sino que aumentamos la efectividad en nuestra labor diaria.

Autor: Coral Moreno Ramos
Asesora de Telemarketing
(Votos: 0)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba